El Semillero impulsa la conciencia ambiental de la comunidad, fomenta la convivencia y recupera modos de vida sostenibles y comunitarios. ¡Únete!

Nuestra huerta comunitaria es un espacio de 200m2 donde reunirnos para traicionar nuestra vida al cambio. En la huerta somos semilla, somos flor y somos fruto. Nos juntamos para conversar, para plantar, para meditar, para fracasar, para celebrar pero, lo más importante es que lo hacemos juntos, los unos con los otros, sin importar de donde vengas, si eres turista o local, si te gusta el mar o la montaña, si eres de derechas o de izquierdas. En la huerta, la comunidad te enseña a vivir lento, acariciando el momento y conectando con tu pureza.  En la huerta todos somos iguales, venimos de la madre y a ella nos debemos. 

A través de la huerta y la comunidad la oportunidad de ver la vida desde otra mirada se hace visible y ayuda a conectar con un lugar profundo, íntimo y desde el alma. Entonces, cuando esa conexión sucede, el cambio es más sencillo, el corazón guía tu camino y tú sientes que el camino fluye a pesar de los obstáculos.

El Semillero impulsa la conciencia ambiental de la comunidad, fomenta la convivencia y recupera modos de vida sostenibles y comunitarios. ¡Únete!